La evolución del consumidor

Hace casi 70 años que la mercadotecnia surgió como la herramienta más poderosa para la comercialización de productos y servicios.
Respondía al exceso de flujo de efectivo que atesoraban los soldados norteamericanos a su retorno del frente de guerra.
Fueron décadas donde se estimuló el consumo y la diversificación de presentaciones en los anaqueles, en los modelos de autiomóvil, en las propuestas del auto familiar para el fin de semana entre muchos otros bienes y servicios. Surgen las tarjetas de crédito y son los años dorados de la publicidad que suma a la televisión como uno de los medios masivos que potencializa el camino que ya se había recorrido con la publicidad radiofónica y la de los medios impresos.En el caso de México no fue solo la imitación extralógica del «american way of life» sino que se dio el fenómeno de industrialización y de conversión a una sociedad más urbana que rural como era antes de la revolución.
En esas épocas se dio una evolución en la manera de comprar y de las actitudes del consumidor en materia de elección y fidelización de las marcas.
La investigación de mercados se hizo indispensable.
Es en la primer década del siglo XXI cuando nuevamente estamos viviendo un paso más en la evolución del consumidor. No es solo por la irrupción del teléfono inteligente ni del internet o de la fibra óptica lo que ha iniciado este paso evolutivo.
Es la combinación de dos generaciones de consumidores que plantean nuevos y sensacionales retos. Por una parte tenemos a los consumidores que vivieron la transformación de los medios y han tenido que aprender a incursionar en el mundo digital así como combinar su larga experiencia en el mundo análogo. Son las personas que aún consumen los medios convencionales como la radio, televisión y prensa impresa pero que se han adaptado al internet, a las plataformas de streaming, etc. Combinan lo mejor de los dos mundos. La otra generación es la que ya nació en el entorno digital y que le resulta más relevante vivir en los medios virtuales y consumir con las herramientas de las nuevas tecnologías.
Esta evolución del consumidor representa un reto a los mercadólogos. comunicadores y publicistas ya que no se debe de perder la perspectiva que la convivencia de dos tipos de hábitos de consumo debe forzarlos a tener una visión holística, es decir integral.
En Synapsis México lo sabemos y por eso trabajamos con una metodología donde el MIX o mezcla de herramientas nos permite potencializar los alcances de nuestros Clientes con sus marcas y servicios. La adecuada mezcla y el balance estratégico son útiles fórmulas para enfrenter al consumidor eviolucionado de la segunda década del Siglo XXI.

Leave a Comment